lunes, 9 de julio de 2012

Camas antiguas convertidas en cunas

   Cuando se prepara el cuarto para un bebé una pieza fundamental es la cuna, que se adquiere con inmenso cariño, pero que irremediablemente va a tener una fecha de caducidad que llegará en cuanto el bebé crezca y necesite una cama.
   ¿Qué hacer si en casa hay disponible una preciosa cama antigua? Esa que quedaría adorable en el cuarto del bebé... he aquí la respuesta.
Cama-cuna blanca, con cajonera y baúl a los pies.

Con cajonera a los pies, cabecero de capitoné en textil estampado azul.
   Estas camas se han transformado, reinventándose a sí mismas. En ellas, se ha procedido recortando su longitud al acoplarles a los pies un módulo de almacenaje - una cajonera o un baúl - de indicutible utilidad. En la parte de la cama que queda destinada a cumplir la función de cuna propiamente dicha, se han dispuesto unas barandillas en ambos lados. Es muy importante que dichas barandillas cumplan todos los requisitos en cuanto a altura, distancia entre las barras verticales, material y forma de las mismas, garantizando que el resultado final cumpla su función aportando total seguridad al bebé. 
Madera pintada blanca, con tapizado del cabecero y la tapa del baúl en capitoné rosa.
¡Sólo apto para princesas!
    Cuando llegue el momento, la pieza de almacenaje acoplada a los pies podrá reutilizarse fácilmente, con sólo acomodarla sobre unos apoyos, ruedas, o simplemente dejándola descansar en el suelo. Para recuperar íntegramente la cama basta con retirar las barandillas, colocar un colchón con las medidas adecuadas y ¡voilá! la cuna volverá a ser una cama.
Destaca la combinación textil empleada en la tapa del baúl.
   La elección del textil empleado en las tapicerías del cabecero es vital para que el dormitorio pueda "crecer" sin crear una apariencia excesivamente infantil. Se puede optar por textiles lisos, que cambiarán con facilidad al incorporarles unos cojines, que serán fáciles de renovar a medida que se desee aportar un nuevo carácter al domirtorio.
   Estas originales y espléndidas propuestas que encontramos en La lata de los botones permiten recuperar camas antiguas para habitaciones infantiles, prescindiendo de ese elemento temporal que es la cuna propiamente dicha.
¿Qué os parece la idea?
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Encantada de que pases por este Desván. Deseo que te sientas motivad@ a volver ;)
¿Qué te gustaría encontrar en tu próxima visita?