miércoles, 22 de febrero de 2012

Qué vas a necesitar en todos tus trabajos

1. Grandes dosis de paciencia, paciencia y paciencia:   Por mucho empeño que pongas, vas a tardar "un poco" en ver el resultado final. Yo lo tengo taaaan asumido que mientras trabajo nunca pienso en el tiempo. El tiempo es una medida no aplicable al arte: "el arte es atemporal, hasta cuando se realiza". Si eres de los que buscan resultados inmediatos ¡encarga el trabajo y que te lo hagan! Empezar la tarea para dejarla a medias es tiempo que se puede aprovechar más y mejor en otras causas.

2. Espacio propio:   El lijado genera una cantidad de polvo que llega al rincón más recóndito de la casa. Los productos decapantes, así como disolventes y tratamientos para la carcoma... huelen muy fuerte. Esta claro que necesitas un lugar donde "no molestes ni seas molestado" (cuando tus piezas estén secando preferirás que nadie las toque...), así, cuanto más "independiente del mundo" sea tu lugar de trabajo, mucho mejor ¡para todos!

3. Luz:   ¡Vital! y si es natural muchísimo mejor.

4. Alegría:   Como todo en la vida, lo que se hace con alegría, sale mejor, así que antes de empezar, ¡sonríe!

5. Ganas de aprender:   ¿Qué es lo que vas a restaurar? Estudia el mueble ¿qué necesita? A partir de ahí, infórmate ¡pero no de cualquier manera! Selecciona la información que te llega, aprende de quienes saben más que tú... ¡¡pregunta!! Necesitas definir qué vas a hacer y cómo lo vas a hacer. Como sugerencia: nunca creas que ya lo sabes todo... porque ese día te habrás negado a seguir aprendiendo, y dejarás de "crecer".

¿Lo tienes todo listo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Encantada de que pases por este Desván. Deseo que te sientas motivad@ a volver ;)
¿Qué te gustaría encontrar en tu próxima visita?