miércoles, 15 de agosto de 2012

Butacas... ¡a saco!

   Se hacen imprescindibles en salones y salas de estar - complementando el número de asientos que proporciona el sofá principal -, en dormitorios, en vestidores, en zonas de tránsito o de lectura... Su función: recibirnos para que reposemos. Sin lugar a dudas una butaca ¡ha de ser cómoda! Antes de decidinos a comprarla estamos en la obligación de probarla, y no sentándonos un segundo... hemos de evaluarla ¡exhaustivamente! Sentarnos, acomodarnos, comprobar si el lo suficientemente dura, o blanda, si es agradable para el uso que vamos a darle - bien sentándonos, o "echando una cabezadita" -, si su forma y altura nos permiten levantarnos con facilidad - en algunas se queda uno "encajado" y a duras penas logra salir... -.
   Hemos de dar especial importancia al tapizado ¿Por qué? Fácil, es lo primero que percibimos, y varía por completo el aspecto definitivo: una misma pieza puede parecer absolutamente diferente según la tela que la "envuelva". El tapizado hará de la butaca un elemento que destaque en una estancia, resalte su belleza y deleite la vista. Hemos de mirarlas detenidamente y encontrar ésa que va a dar "el toque perfecto" al rincón donde la queremos situar.
   Hay infinidad de estilos, desde líneas más clásicas y barrocas, hasta las más contemporáneas y minimalistas. Vamos a ver una pequeña muestra de la amplísima variedad existente en el mercado, pero todas con un denominador común: el tapizado ¡de saco!. Aquí podéis encontrar el carácter con que queréis dotar esa pieza que os gustaría tener en un rincón de vuestro hogar. Quizá hayéis la inspiración para renovar alguna que tengáis por vuestra casa y se os ha quedado un poco "out"...

Líneas clásicas en este diseño de Alberto Torres, Portobello Street
Propuesta de líneas clásicas en madera, textil rematado
con tachuelas; vía En mi espacio vital
Sencilla y de aspecto rústico en su acabado.

Pieza de asiento bajo en la que destacan reposabrazos en madera
y la combinación con textil negro; vía Va de retro
Orejera de aspecto rústico ¡perfecta para siestas!; vía Remodelista
Madera lacada en esta elegante butaca orejera; vía Viana 
   El coqueto detalle con que Viana ha querido rematar su butaca orejera, cuelga discreto y encantador en un lateral.


   Sin duda, unas propuestas originales y de particular encanto.
¿Qué os parecen las telas de saco para tapizar?
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Encantada de que pases por este Desván. Deseo que te sientas motivad@ a volver ;)
¿Qué te gustaría encontrar en tu próxima visita?